¡Adios flacidez!

¡Adios flacidez!

Acido poliláctico: la tendencia en producción natural de colágeno 

El Secreto de la eterna juventud ahora con el Dr. Bernardo Goldzweig Hans

Despues de la adolescencia y dando inicio a la etapa adulta, comenzamos a envejecer, por lo que la producción de colágeno también decaiga, como consecuencia da inicio la aparición de arrugas, exceso de líneas de expresión, manchas en la piel, se pierde la tersura de la piel y la estabilidad de los músculos, provocando así la famosa: Flacidez.

Ante esta situación, existen diversas alternativa que con respaldo y experiencia médica, podrán ayudar a detener o contrarrestar el envejecimiento acelerado. Algunas de estas alternativas incluyen aplicación de toxina botulínica, ácido hialurónico y la nueva tendencia: ácido poliláctico.

De acuerdo al Dr. Bernardo Goldzweig Hans de BGH Medicina Estética, este ácido pertenece a la familia de los estimuladores o inductores de colágeno, debido a que activa la fabricación de nuevo colágeno. “El propio organismo va generando nuevo colágeno y tejido conectivo tras el tratamiento con ácido poliláctico, éste promueve la resustentación de todas las estructuras de la cara obteniendo un efecto tensor y dejando a un lado la terrible flacidez”. El Ácido poliláctico es un material que se emplea para el tratamiento de la flacidez, ya que permite crear o reconstruir una estructura que, de forma natural, rejuvenezca el rostro y el contorno de la cara.

El tratamiento es un inyectable que sirve para aumentar la densidad de la dermis o añadir volumen en aquellas zonas que lo han perdido por la falta de producción de Colágeno, de hecho también se puede aplicar en el área de escote, brazos, muslos, gluteos y abdomen.

¿Cómo funciona? Su nombre es Sculptra by BGH, un tratamiento que a diferencia de los rellenos de ácido hialurónico, ayuda a estimular la producción natural de colágeno de la piel y una vez que se forma el colágeno de forma natural, el Ácido Poliláctico se absorbe y se elimina completamente.

El resultado es un aspecto natural de la piel, aumenta la tensión disminuyendo la flacidez, aumenta la luminosidad, aumenta la hidratación, la piel tiende a mancharse menos dando un efecto de juventud natural.

Los efectos verdaderos y duraderos del tratamiento con Sculptra se observan a partir de la cuarta o sexta semana de manera gradual y natural, sin embargo pueden durar hasta dos años.

¿Quiénes son candidatos? Personas que tengan problemas de flacidez en la piel y todas aquellas personas que deseen un rostro más fresco, más jovial, sin aumento de volumen y con un aspecto totalmente natural.

Excelente tratamiento para dar tono y firmeza a la piel y en el caso de celulitis para mejorar de manera importante la superficie de dicha zona. Cabe mencionar que la celulitis nunca será eliminada en su totalidad y recordemos que es indispensable la valoración previa para cada caso.