Médico Estético o Cirujano Plástico

Médico Estético o Cirujano Plástico

¿A quién elegir?

Si alguna vez has pensado en perfeccionar aquellas zonas o áreas de tu cuerpo, seguramente lo primero que viene a tu mente es a través de una cirugía plástica.

México se encuentra entre los 10 países donde más se realizan cirugías estéticas en todo el mundo, siendo la liposucción una de las cirugías más comunes. De ahí derivan otro tipo de cirugías como la rinoplastia, aumento de mamá, glúteo, lipotransferencia, bichat, entre muchas otras.

Si bien es cierto que la cirugía plástica es un proceso por el cual se obtienen cambios definitivos, existen otras técnicas y tecnología en aparatología que bien podría apoyar en esta práctica, la medicina estética.

De acuerdo a la Sociedad Española de Medicina Estética, la medicina estética es el conjunto de actos médicos encaminados a mejorar el bienestar de la persona en todos los aspectos; uno de ellos es la imagen, ya sea facial o corporal.

¿Qué diferencia hay entre un Cirujano Plástico y un Médico Estético?

En el área de cirugía plástica, además de los años de estudio, los médicos cirujanos plásticos son los encargados y autorizados por las autoridades sanitarias para ejercer prácticas que incluyan cirugías y tratamientos invasivos donde se requiera de anestesia general para realizar diversos procedimientos meramente quirúrgicos, estéticos o reconstructivos.

Por su parte la medicina estética está a cargo de un médico estético, autorizado también por las instancias de salud para ejercer prácticas que mejoren la belleza pero sin cirugía. En esta área, los médicos utilizan técnicas no invasivas para mejorar el contorno facial a través de aplicaciones de toxina botulínica o ácido hialurónico, además de apoyar a la reducción de medidas con aparatología médica certificada, donde incluso entre muchos beneficios se encuentra la mejora en firmeza y tonicidad de la piel con crioradiofrecuencia para la reproducción de colágeno, o remodelación corporal con tecnología HImFU, Ultrasonido Multifocal de Alta Intensidad.

¿Cuándo ir con un médico estético y cuando con un cirujano plástico?

Si buscas un método que te ayude a eliminar grasa definitivamente de tu cuerpo en pocos días a través de una liposucción tradicional o una lipolisis láser, aumentar mamas, expandir caderas, realizarte una rinoplastia, un lifting facial, una abdominoplastia, aumentar glúteo, etc, un cirujano plástico será el aliado perfecto, regularmente para estos procedimientos se requiere de anestesia general.

Si lo que deseas son retoques para mejorar la simetría de tu rostro, aumentar pómulo, labios, mentón, desvanecer arrugas, mejorar el contorno corporal  a través de aparatología médica, o perfeccionar tu nariz sin cirugía, el médico estético será tu opción.

¿Los cirujanos plásticos ofrecen lo mismo que los médicos estéticos?

Sí, también cuentan con experiencia y conocimiento para ello. Inclusive algunos  trabajan en conjunto para ofrecer mejores resultados a quienes gusten de una intervención quirúrgica donde diversos especialistas refieren a médicos estéticos para continuar con los tratamientos postquirúrgicos.

De manera inversa, cuando un paciente de un médico estético busca alternativas definitivas, se refiere a un cirujano plástico.

La dermatología también entra en esta área de belleza y salud estética, los especialistas son expertos en el cuidado de la piel, por lo que trabajar con un dermatólogo ayudará al cirujano plástico o médico estético, a ofrecer mejores resultados al paciente.

¿Con quién es más seguro acudir?

Con cualquiera de los dos, ya sea cirujano plástico o médico estético debe  contar con permisos sanitarios y certificaciones vigentes. Te recomendamos observar su documentación en tu consulta de valoración.

¿Con quién se invierte más?

El costo de inversión también influirá en tu decisión. Un procedimiento con un cirujano plástico para efectos por ejemplo de una cirugía de lifting facial, incluye estudios previos, un anestesiólogo, quirófano, hospitalización (en ocasiones), medicamentos pre y post cirugía, más el tiempo de recuperación y malestar por algunos días.

Mientras que con un médico estético, la inversión reduce al realizar procedimientos que se realizan con aparatología médica como HIPRO. Sesiones de lifting facial sin anestesia, sin tiempo de recuperación, con resultados progresivos y retorno en la realización de procedimientos constantes que pueden ser mensuales y posteriormente anuales. 

Mucho tendrá que ver el cómo te sientas con tu médico y la seguridad que te brinde al someterte a cualquiera de los procedimientos, por lo que será primordial hacer una búsqueda exhaustiva para encontrar a quien mejor se adapte a tus sugerencias y encuentren el procedimiento adecuado con base a tus necesidades, condiciones, presupuesto y expectativas.